Rodolfo Alonso: buscando a Kafka en Praga

http://www.excentrica.com.ar/wp-content/uploads/2016/10/MiniKafka.jpgRodolfo Alonso: buscando a Kafka en Praga

Sin proponérselo, espontáneamente, estos dos textos, que más tarde descubrió relacionados entre si (y con nosotros), se le impusieron al autor el mismo día, en Praga.

 

El Desaparecido

La mágica ciudad
Ha desaparecido

La Praga de Franz Kafka
Ha desaparecido

La cubre una estampida
Infame de turistas

El mágico escritor
Ha desaparecido

Su mágica novela
El Desaparecido
Ha desaparecido

Y tal vez este poema
Ha desaparecido

Y yo mismo que busco
A tientas o a sabiendas

Descubro que aparece
Donde no lo esperaba

En Praga en alemán
Tan lejos de mi país

Que esa palabra duele
Porque yo aquí me entero

Precisamente aquí
Que extravió una novela
Franz Kafka en el Castillo

Sólo queda su título
El Desaparecido

Si sabremos nosotros

Praga, 14-VI-2011

 

Der Verschollene

¿Quién era ese que en Praga
diezmada por turistas
se imaginaba a Kafka
sin conciencia de hacerlo?

¿Quién fue hasta el Cementerio
judío más antiguo
del mundo y sin embargo
no se sintió inclinado
no se animó a ingresar
para buscar la tumba
que más quería en el mundo?

¿Quién era ese sentado
sin saberlo a sabiendas
en el Café Franz Kafka
de la calle Siroka
que miraba buscando
las huellas imposibles
que de a miles parecen
iluminarse en Praga?

¿Quién fue el que allí pidió
como amuleto seña
o irrisorio recuerdo
aquellos sobrecitos
de azúcar con la imagen
con la silueta negra
del más desconocido?

¿Quién se negó a correrse
a Plaza Wenceslas
sólo para enfrentarse
con la Assicuracioni
de la Caja de Obreros
donde el Dr. Franz Kafka
gastaba su escritorio?

¿Quién es ese que saca
sin pensarlo dos veces
una foto irrisoria
o acaso inevitable
parándose en la calle
de ese cartel que dice
ser la calle de Kafka?

¿Y quién llega por fin
casi sin proponérselo
de sorpresa en sorpresa
por detrás de San Vito
en la hoy restaurada
por desgracia en colores
Callejuela del Oro
perdido en la estampida
de turistas ansiosos
a descubrir que el número
veintidós es la misma
casita como en cuento
de hadas donde Alguien
se refugió a escribir
por ejemplo El Médico
Rural que allí mismo
puede ahora obtener
en una más que bella
seductora edición
como la original?

¿Quién es el que se entera
en otro de esos libros
él que viene de una
tierra que han empapado
con su sangre ausentada
los desaparecidos
que fue Der Verschollene
o sea precisamente
El Desaparecido
esa única versión
aún nunca aparecida
como anuncia su título
de esa novela escrita
durante tres semanas
de crudo invierno en el
sanatorio de Jugbon?

¿Es decir reiteremos
que alguien de un país
con desaparecidos
que duelen como ausencias
hirvientes y fervientes
se entere que se llama
El Desaparecido
la obra que a su vez
ha desaparecido?

Ya lo dijo Buzzati
cuando Praga era Praga
y estaba Praga en Praga
lo más probable es que
Kafka esté en todas partes

Praga, 14-VI-2011
Dejá tu comentario.

Descripción del Autor

Rodolfo Alonso

Rodolfo Alonso

Poeta, traductor, ensayista y ex editor argentino. Es figura reconocida de la poesía iberoamericana. Fue el más joven de la revista Poesía Buenos Aires. Publicó más de 30 libros. Primer traductor de Fernando Pessoa en América Latina, a la vez primera con sus principales heterónimos en castellano. Junto con Klaus Dieter Vervuert, fueron de los primeros en traducir poemas de Paul Celan. Tradujo a muchos otros destacados autores del francés, italiano, portugués y gallego, Además de Pessoa y Celan, Cesare Pavese, Giuseppe Ungaretti, Paul Éluard, Gillo Dorfles, Marguerite Duras, Eugenio Montale, Carlos Drummond de Andrade, Jacques Prévert, Dino Campana, Guillaume Apollinaire, Charles Baudelaire, Murilo Mendes, Antonin Artaud, Manuel Bandeira, Umberto Saba, Rosalía de Castro, Paul Valéry, Olavo Bilac, Stéphane Mallarmé, Pier Paolo Pasolini, André Breton, Lêdo Ivo, Georges Schehadé, etc. Editado en Argentina, Bélgica, Colombia, España, México, Venezuela, Francia, Brasil, Italia, Cuba, Chile. Dirigió su propia editorial, que lanzó más de 250 títulos. Escribió textos para cine, como el célebre cortometraje Faena. Suele escribir sobre artes visuales, y sus libros fueron ilustrados por grandes artistas argentinos: Libero Badii, Alfredo Hlito, Juan Grela, Clorindo Testa, Rómulo Macció, Rogelio Polesello, Guillermo Roux, Josefina Robirosa, etc. Entre otras distinciones recibió: Premio Nacional de Poesía; Orden Alejo Zuloaga de la Universidad de Carabobo (Venezuela); Premio Konex de Poesía; Gran Premio de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía; Palmas Académicas de la Academia Brasileña de Letras; Premio Único de Ensayo Inédito de la Ciudad de Buenos Aires; Premio Festival Internacional de Poesía de Medellín (Colombia). Dirige la colección La Gran Poesía de Eduvim (Editorial Universitaria Villa María). La Universidad de Princeton se hizo cargo de su archivo personal (epistolar y fotográfico), en proceso de catalogación.

No hay comentarios aún.

Join the Conversation