Poemas de Javier Gutiérrez Lozano

http://www.excentrica.com.ar/wp-content/uploads/No-sólo-lluvia-portada.jpghttp://www.excentrica.com.ar/wp-content/uploads/No-sólo-lluvia-portada.jpgPoemas de Javier Gutiérrez Lozano

A LA MANERA DE VEDRAN SMAILOVIĆ

 

Ni mis treinta poemas a Sarajevo

niSarajlić y su dolor contenido

nilos gritos ahogados de mi gente

ni los millones que te han visto lloran en sus televisores

ni la pasión de los alumnos de Karahasan

ni los escombros que alberga un violonchelo

ni los veinte que hacían fila buscando algo que comer

 

ni las balas         ni la ayuda

ni el recuerdo ni el futuro

podrá suplir el sonar de tu adagio en los funerales

ni podrá devolver a sus muertos. 

 

 

 

DESPERTAR DE UN SUEÑO

A Fernando Valverde

 

Después de un viaje que ha necesitado años

y nueve horas de camino,

despierto en Sarajevo a mi primera tarde

donde al igual que mi añoranza

las aves levantan vuelo ante el recuerdo.

 

Despierto al sol y a las palomas con el murmullo

de mi andar

e inundo mi deseo con recorrer las calles.

 

Tal vez, acentuando el paso,

pueda despertar a los diez mil asesinados.

 

A veces, cuando ya no queda nada,

si pronuncio tu nombre, en esta boca hambrienta

estalla el universo.

 

 

 

 

 

 

 

PRESO

A Damir y Luka Rogić

 

Descubrir tu nombre

enlistado al combate

era el principio de la gran tragedia.

 

Elegir entre la guerra y la cárcel

no es cercano a un sinónimo de libertad;

 

quien es libertador en medio de la muerte

se convierte en un preso de su propia vida.

 

 

 

 

CARTAS A ADMIRA

Vrbanjamost

 

Detrás de este poema existe un hombre

que no le teme a todo lo perdido,

un hombre que prefiere ser fantasma

a aferrarse a la luz que emite el miedo

en una habitación donde habitan las sombras.

 

Está llena la vida de cobardes

y sostienes la mía entre tus dedos:

las manos de los hombres pudieran ser la muerte.

 

Aquí nadie está exento del temor;

en estas calles hay metralla y sangre que me obliga

a detenerme,

y puedo decidir cambiar el rumbo y no cruzar

-la vida ofrece varias direcciones-

pero no existe amor que salve a los cobardes.

 

Recuerda, si me pierdo en el trayecto,

lo haré buscándote.

Creer en el amor por encima de todo

nos volverá inmortales.

Siempre he creído en ti. 

 

 

SEIS DE ABRIL

UlicaMaršala Tita

 

Los hombres que no conocieron la guerra

que su noche no repite los sonidos de metralla

que jamás entenderán

que tú y yo, que nosotros,

hicimos el amor para olvidar nuestras heridas

 

son los mismos que hoy visten

esta ciudad de rojo

con once mil asientos

que podrían ser cualquiera excepto tú.

 

Ajenos a la muerte,

muy lejos de la vida,

qué importa que sea abril

si tú no estás.

 

 

 

DOS HERMANOS Y UNA CAMA

 

He cambiado las sábanas

pensando que te has ido, que tu molesto torso

no habrá de hundirse más en esta cama

que me mira olvidada,

extraviada de ti,

que no supiste decirle adiós con tus sudores,

y tus cabellos cortos,

y con todo tu sexo derramado,

cuando en ésta jamás debiste pagar cuota

dependiendo del amor o la aventura.

 

Ingenuo tú, que te creíste libre de no visitar

más esta casa,

de no ser testigo habitual de una cama en desorden, como tu vida

quedestendías a media noche para llenar la almohada con tus penas, faltas o cenizas de cigarro.

Quién fue sino esta cama,

el secreto de todas tus amantes,

la tinta desbordada de tus poemas mal escritos

y la lucha eterna de un hermano

que hoy reclama a estas sábanas tu ausencia

y en esta cama

que olvida tu figura sumergida

en todo lo que fuiste mientras poblabas sueños.

 

Al otro lado de la guerra

supe que tu cuerpo fue envuelto en sábanas extrañas

y decidí olvidarme de éstas tuyas,

pues fueron otras

y otros brazos  y no los míos

los que envolvieron tu cuerpo

cuando más lo necesitabas. 

 

 

¿Y FLORES PARA QUÉ?

 

¿Y flores para qué si no serán tuyas,

ni habrá suficientes para el cementerio  que es esta ciudad?. 

 

 

 

 

BIĆE BOLJE

En esta guerra nada ya me duele,
excepto el hambre.
KEMAL ZUKO

 

Y qué decirle a un hombre que lo ha perdido todo,

si la noche es la luz de su ventana,

y recuerda una vida no vivida.

 

Pisar ahora la orilla de un río

que fue nostalgia, que fue el cuerpo desnudo

de un amante,

eshoy el primer paso de la caída,

la muerte que regresa con las aguas, y el río

un varadero de quien ha olvidado seguir

sus propios pasos.

 

Cómo hablarle de mi tierra, de aquel árbol

que es mi padre,

y la profundidad de aquellos ojos que me despiertan,

que son el origen, el comienzo del cauce a ciegas,

cuando la corriente que conoce sólo limpia

el rastro de todos los caídos.

 

Cómo hablarle de ti, a este hombre que cree que el

invierno son las huellas de alguien que se marcha,

y la nieve es el agua que evita a los sedientos.

 

Quién soy yo, vida mía, quién soy yo,

éste a quien tanto amas,

sino sólo un testigo más de la desgracia.

 

Qué es el amor, este querer vivir tan a pesar de todo.

 

Sordo es el hombre

que responde a las voces del pasado,

y yo

quiero vivir aquello que se cortó en sus vidas.

 

Nada me asusta ya,
pues me he quedado sordo.
No escucho el bombardeo
he ensordecido a todo…
Bićebolje, bićebolje.

 

 

 

PENUMBRA

 

A través de la penumbra que deja el estallido

la noche le devuelve a mis muertos su sombra

y soy de nuevo

quien a los cuatro años

se escondía debajo de la cama.

 

Cuando cerrar los ojos no basta para ocultar el miedo

y despertar

me convierte en una cifra menos de las listas,

el dormir es la otra batalla que se libra cada día.

 

A veces, en medio de los bombardeos

me queda sólo imaginar tu voz

para conciliar el sueño. 

 

 

LECCIONES A UN PADRE

A Javier Bozalongo

 

Cuando en tu arma no reconozcas

el dolor ni la fuerza del gatillo

adviértele a tu hijo

que el odio también se hereda.

 

 

Jfoto-javie-gutierrez-lozanoavier Gutiérrez Lozano (Puebla, México. 1988). Poeta, editor, traductor y periodista. Director de Alcorce Ediciones, Catedrático de Ciencias Sociales y Artes, y especialista en política y cultura de los Balcanes. Traducidas a distintos idiomas, sus obras han sido recuperadas en libros como Homenaje al Doctor (España, 2013),  El álbum del fingidor (España, 2014), Koj je Koj?(Macedonia, 2015), Outrage (EE.UU., 2015), TogetherThroughLife (España-EE.UU., 2016) y Evocaciones (España, 2017). Es autor de los poemarios Vuelta al origen y otros poemas (Venezuela, 2014), La magnitud de la distancia (México, 2015) y No sólo lluvia; cuaderno de Sarajevo y Belgrado(España, 2015).

Dejá tu comentario.

Descripción del Autor

Excéntrica

Excéntrica

No hay comentarios aún.

Join the Conversation