Siete poemas de Mario Meléndez

http://www.excentrica.com.ar/wp-content/uploads/Mario-Meléndez.jpgSiete poemas de Mario Meléndez

Siete poemas de Mario Meléndez, voz insoslayable de la poesía chilena contemporánea.

 

 

Tiro piedras a esos cisnes

que habitan mis lagunas mentales

pero las piedras se convierten en lagunas

y las lagunas en otros cisnes

que huyen a pie por una tierra baldía

 

 

 

 

Cámara lenta

 

El señor del chaleco triste

ya no da de comer a las palomas

los domingos por la tarde

 

Ahora ha encontrado una viuda joven

con la que espera pasar sus últimos días

tendidos en el lecho y comiendo manzanas

 

Los domingos por la tarde

vuelve a aquella plaza

del brazo de su amada

 

y se sienta en el mismo banco

a contar la misma historia

que antes repitiera a las palomas

 

La mujer escucha embelesada

cada palabra que asoma

por la boca de su héroe

 

El paisaje se cruza de brazos

el viento cabecea y bosteza entre los árboles

la tarde sale a estirar las piernas

 

las palomas lo miran con nostalgia

 

 

 

 

 

Oveja negra

 

Nunca nos despedimos de Dios

tampoco lo hicimos de la muerte

 

Éramos arrogantes hasta decir basta

creíamos que al final

las musas se pondrían de rodillas

 

Pero estábamos equivocados

nadie nos esperaba en ninguna parte

ni siquiera en el más allá

 

 

 

 

 

Sr. Pessoa

 

Usted está hecho de frutas extrañas

que envejecen cada tarde al

volver a casa

Son frutas inútiles como esas cartas

que lleva en la memoria

 

Así es la vida, señor Pessoa

la mano que mece la cuna

fue cortada por un tren de carga

donde iban sus heterónimos

crucificados

 

Deberá escribir sus obituarios

Pero quién escribirá el suyo

ahora que Dios sólo pinta grafitis

en las tumbas de los niños muertos

 

 

 

 

 

El último aquelarre*

 

De todas las brujas que vinieron a casa

el día de muertos

eras la única que no traía escoba

Tal vez esa manía de imitar a jovencitas

que lucen extraños tatuajes

o aquellas que salen en burdos comerciales

hace que pierdas el norte de tu vuelo
y encuentres horizontes más aptos

para evadir la realidad

Cuál pócima será la indicada

para que entres en razón

cuántos pelos de gato serán suficientes

cuántos huevos de araña bastarán

para sacarte de aquel sueño en el que habitas

con los muslos apretados

Será mejor que por tu bien recapacites

y vuelvas con los tuyos

hazlo por esa escoba que gime en las noches

mientras barre el polvo de la soledad

 

*Reunión de brujas en torno a la figura del Diablo, representado por un macho cabrío.

 

 

 

 

 

La lengua habla a través de sus recuerdos

 

No tiene pelos en la lengua porque no tiene lengua

se la arrancaron

como a esos bueyes que surten los mataderos

y llevan polvo en las axilas

 

Pero la lengua habla a través de sus recuerdos

se comunica en el idioma de los muertos

a quienes tanto debemos

se hace entender a cucharadas

como esos árboles que mueven los pies

para decir presente

 

La lengua habla aunque se llene de hormigas

aunque se pudra y ya no sea la misma

sigue cantando o ladrando o haciéndose a un lado

para que se oigan más fuertes los gritos del silencio

 

 

 

 

 

El cadáver de nadie

 

Usted verá pasar el cadáver de nadie

por una sinagoga en llamas

Estará parado en la esquina

donde el cortejo se divide en dos

Unos irán a pie

llevando el ataúd por un atajo

Otros en línea recta

escoltando la carroza de rodillas

Llegado al cementerio

la madre y la viuda del cadáver

se quitarán el luto

y las piernas ortopédicas

Podrá ingresar al recinto

sólo si es familiar

De lo contrario

deberá contemplar resignado

al igual que esos curiosos

apostados en los techos

o colgados de los plátanos orientales

Terminada la ceremonia de cremación

las cenizas serán arrojadas

sobre la concurrencia

y usted volverá a la misma esquina

a esperar el siguiente funeral

 

 

 

 

 

Años después

 

Cuando mi abuelo sacó por fin

los muertos del baúl

un grillo ensayaba

sobre un esqueleto sin nombre

su primera sinfonía

 

mario-melendezMario Meléndez (Linares, Chile, 1971). Entre sus libros figuran: “Apuntes para una leyenda”, “Vuelo subterráneo”, “El circo de papel”, “La muerte tiene los días contados”,”Esperando a Perec” “El mago de la soledad”. Sus poemas aparecen en diversas revistas de literatura hispanoamericana y en antologías nacionales y extranjeras. Parte de su obra se encuentra traducida al italiano, inglés, francés, portugués, holandés, alemán, rumano, búlgaro, persa, catalán, macedonio, griego y árabe. Actualmente radica en Italia. Al inicio de 2015 fue incluido en la antología “El canon abierto. Última poesía en español”, publicada en España por Visor.

Dejá tu comentario.

Descripción del Autor

Excéntrica

Excéntrica

No hay comentarios aún.

Join the Conversation